¿Cuánto cuesta mantener una web al año?

Maricel Díez

¿Cuánto cuesta mantener una web al año?

imagen-calculando-dinero
imagen-calculando-dinero

Teníamos ganas de escribir un post sobre los gastos derivados de una página web, ya que muchas personas que quieren arrancar un proyecto web saben que hay que hacer una inversión inicial en cuanto al diseño/desarrollo web, pero en ocasiones desconocen que hay otros gastos que son recurrentes, como son la contratación del dominio y hosting y otros recursos que puede necesitar nuestra página.

Esperamos que el presente post arroje algo de luz sobre el tema para aquellos que quieren tener su página web.

Gasto inicial: El diseño y desarrollo web 

Empezamos por lo más obvio: por lo general el diseño y desarrollo web requieren una inversión inicial significativa, pero una vez que se ha creado la página no hay gasto recurrente a menos que se tenga que hacer algún cambio o se contrate algún servicio de mantenimiento o actualizaciones en la página (de esto hablaremos un poco más abajo).

Pero hay que tener cuidado: hay empresas de hosting o agencias que cobran cada mes una cantidad determinada, en concepto de “tu página está funcionando bajo nuestro sistema, hacemos que tu tienda online esté funcionando” Aquí ya podemos hablar de gasto recurrente. En un principio puede parecer rentable, pero a la larga podemos estar pagando de más, hay que ver las condiciones de los servicios  si los usamos realmente para ver si nos compensa o no.

El Hosting, dominio y SSL

El Hosting, dominio y SSL son servicios que también hay que mirar al detalle. Para los que no conocen los términos podemos usar la metáfora de una casa (nuestra web) en la que el hosting/servidor sería el terreno sobre el que construimos la casa (web) y el dominio sería la dirección (por ejemplo, para llegar a nuestra “casa“ tendrías que seguir la ruta: https://www.agenciadeideas.es). El SSL es algo que hoy por hoy hay que tener en nuestro plan de hosting. Siguiendo el símil de la casa el certificado SSL sería el portero, nuestra seguridad. Es un certificado que ayuda al visitante a saber que nuestro sitio es de confianza, además Google y otros buscadores penalizan a nivel posicionamiento a los que no tienen este certificado. Si quieres conocer si una web tiene el certificado, puedes echar un ojo a tu navegador y buscar la barra donde aparece la dirección web, al lado aparece un candado que si está cerrado nos indica que hay SSL y si está abierto indica que carece del certificado (o al menos una parte de la página, como los enlaces) y puede ser un lugar peligroso. Otra forma de verlo es si aparece la “s” al principio de la ruta. Si aparece https, es una web con certificado. Si sólo aparece http no tiene activado SSL.
Para más información sobre estos temas podéis leer el post de la metáfora/símil de la casa en el siguiente enlace: Símil de la casa

Una vez aclarados estos términos volvemos al tema que nos ocupa, que es el precio que tenemos que pagar al año para tener la web funcionando.

Lo primero que hay que tener en cuenta es qué empresa de hosting y dominios vamos a utilizar, así como el paquete de hosting o servidor que contrataremos. 

Hay que buscar empresas solventes, que tengan buena reputación, que presten buen servicio y tengan una atención al cliente eficiente y rápida, esos son algunos de los puntos importantes para contratar. Por otro lado los paquetes de hosting tienen que ir acorde a nuestras necesidades. No hace falta contratar el más caro, pero sí tenemos que mirar muy bien si cumplen los requisitos mínimos. Por ejemplo nuestra web: ¿Tendrá muchas visitas? ¿Será una página con comercio electrónico? ¿Necesitaré muchas cuentas de correo?  ¿Necesitaré más de un dominio?

Hay empresas que a primera vista parecen económicas, pero a veces es porque no incluyen algunos servicios y los cobran aparte (por ejemplo el SSL o las redirecciones de los dominios). También está el caso de las empresas de hosting que regalan el primer año alguno de los servicios y a partir del segundo año llega “el susto”.

Hay que mirar mucho y al detalle, porque en ocasiones es confuso y más para personas que no están familiarizadas con esa tecnología. Como clientes siempre podéis hablar con vuestros diseñadores para preguntar las mejores opciones.

Cuando nos preguntan qué empresa de hosting o paquete contratar nosotros solemos recomendar 3 de confianza, dependiendo de lo que se pueda invertir y las necesidades:

XTGA

Si puedes permitirte la inversión, esta opción es la indicada. Son especialistas en servicios informáticos en Madrid, por eso su fuerte es la seguridad y una atención al cliente espléndida. Eso sí, no tienen paquetes cerrados, ya que crean a medida el presupuesto. Puedes escribirles para pedir presupuesto sin compromiso a través de su sección de contacto. Muy recomendable para proyectos grandes o medianos en los que se requiera seguridad. Su web: xtga.net

Siteground*

La siguiente opción que recomendamos es Siteground. Con también muy buen servicio técnico y herramientas que hacen que las webs vayan rápido. A día de hoy tienen un paquete inicial StartUP de 12,99€ + IVA /mes (primer año con oferta 3,99 €/mes) que es un pack básico para un sitio web,con 10GB de espacio web indicado para webs de hasta 10000 visitas/mes con certificados SSL y correos electrónicos gratuitos incluídos.

Los dominios se contratan aparte: 
.com -15,99 €+IVA
.es  – 12,99 €+IVA

Raiola Networks*

También recomendamos esta empresa, por la cercanía, ya que es una empresa de Lugo y el servicio de atención telefónica y sistema de tickets es muy eficiente. Cuando escribimos esto Raiola cuenta con un paquete hosting SSD Inicio muy similar al que ofrece Siteground, para hasta dos dominios. 10GB de espacio web 1228 MB de RAM y certificado SSL incluído. Su precio: 8,95+IVA al mes

A esto hay que añadirle el dominio:
.com -12,76€+IVA
.es 7,69€+IVA

Resumiendo: con los costes expuestos más arriba el precio anual  del hosting y dominio con SSL y cuentas de correo tienen una inversión mínima de  115,09€+IVA 

*Los precios de los hosting pueden variar. Están actualizados fecha 31 de mayo de 2022

Plugins, plantillas de pago

En ocasiones nuestras páginas pueden requerir de algún plugin de pago para su correcto funcionamiento. Hay que ver si son plugins que se pagan sólo una vez y sirven “para siempre” o si por el contrario son plugins que hay que pagar cada año porque llevan asociado un mantenimiento y mejoras periódicas.

Por poner un ejemplo, hay plantillas o temas que  los pagas y ya puedes usarlo para siempre con sus actualizaciones. Lo mismo pueden cobrarte 30€, pero ese pago ya te da derecho a su uso indefinidamente. Por el contrario, si queremos que nuestra página web sea una plataforma e-learning para dar cursos de pago necesitamos un plugin especializado que permita la gestión de cursos y lecciones a profesores y alumnos de pago (por ejemplo Sensei) que requiere actualizaciones periódicas y lo que pagamos es una licencia de uso , así que a nuestro gasto de hosting y dominios anuales hay que contar también con el gasto extra del plugin.

Es conveniente hablar con los desarrolladores para conocer los plugins que se tienen o que se van a instalar, y a la hora de  empezar de cero la página preguntar si hay alguno de esos plugins de pago recurrente. Hemos visto muchas veces páginas que dejan de funcionar correctamente porque no se paga el plugin y dejan de dar servicio/actualizaciones. La mayoría de casos porque muchas agencias contratan una licencia para distintos clientes pero cuando dejan de pagar ese mantenimiento no actualizan la licencia. En nuestro caso el cliente siempre está informado del uso de plugins que requieran su adquisición o mantenimiento antes de iniciar el desarrollo de la página.

Gasto por plugins y plantillas: dependerá de si requerimos algún plugin de pago. Puede ser 0€ al año o bastante más como el ejemplo de Sensei, cuyo precio es de 149$ lo que viene a ser aproximadamente 139,55€ al año, algo más que lo que pagaremos por el hosting y dominio.

Mantenimiento

De forma periódica se debe actualizar nuestra web a la última versión de WordPress, así como las plantillas y los plugins.

Dependiendo del tipo de página que se tenga y la pericia del usuario/a la actualización es algo que puede hacer él/ella mismo/a, pero en ocasiones hay incompatibilidades y errores y la página puede dejar de funcionar, por eso solemos recomendar el servicio de mantenimiento de profesionales, para evitar males mayores.

En el mejor de los casos si la web es simple y con unos mínimos conocimientos puede no necesitar hacer ningún desembolso, pero si hay algún problema la reparación puede ser algo costosa. También existe la opción de contratar un servicio de mantenimiento mensual o anual y así estar cubierto por cualquier imprevisto. Nosotros tenemos un pack a partir de 35€+IVA al mes.

Mantenimiento Web

(1 mes)
desde 35€ +IVA
  • Backup, copia de seguridad completa de la página.
  • Actualización última versión estable de WordPress. Comprobación del correcto funcionamiento para que no entren en conflicto WordPress, plugins y plantilla.
  • Actualización de los plugins instalados.
  • Actualización de la plantilla.
  • Recuperación: Si hay algún problema en la web, relacionado con WordPress, incompatibilidad del plugin o plantilla, o porque haya habido un ataque externo se recuperaría la última copia de seguridad que hayamos realizado de la página.
    Para más información ir a la sección de Mantenimiento Web.

Mantenimiento Web

Anual (12 meses) Ahorro de 2 meses
desde 350€ +IVA
  • 2 Backups mensuales. Copia de seguridad completa de la página.
  • Actualización última versión estable de WordPress. Comprobación del correcto funcionamiento para que no entren en conflicto WordPress, plugins y plantilla.
  • Actualización de los plugins instalados.
  • Actualización de la plantilla.
  • Recuperación: Si hay algún problema en la web, relacionado con WordPress, incompatibilidad del plugin o plantilla, o porque haya habido un ataque externo se recuperaría la última copia de seguridad que hayamos realizado de la página.
    Para más información ir a la sección de Mantenimiento Web.
Recomendado

Resumiendo:

A grosso modo estos son los cuatro pilares a tener en cuenta a la hora de calcular nuestros gastos web anuales. Para una web de presencia online básica tendremos que saber que hay una inversión mínima de 115,09€+IVA anual, pero como ya hemos visto se pueden ir sumando otros gastos. Al igual que hay proyectos que requieran de marketing, servicios de redacción de texto, especialistas SEO o SEM para campañas de publicidad, etc…  Debemos tener en cuenta que nuestra web va a tener unos costes asociados, tanto de creación como periódicos, y nunca está de más invertir un poco de tiempo, ya sea por nuestra cuenta o junto a la persona que nos diseñe la página, a ver qué opciones tenemos para ajustarnos a nuestras necesidades reales.

Comparte este post:

Deja un comentario

3 × dos =

Agencia de ideas © 2021 | hecho con ❤ por agencia de ideas