Tu web en un mes: es posible

Muy frecuentemente nos encontramos con personas que andan postergando la creación de su página web. La mayoría de las veces no es por dejadez, ni por vaguearía, sino porque no saben por dónde empezar: ven que hay que hacer un trabajo previo, buscar información y analizar el proyecto para poder empezar a crear contenidos y ver qué tipo de web necesitan. A veces no tienen tiempo o no saben gestionarlo bien. A eso se le une que en muchas ocasiones cuesta buscar a profesionales serios que se comprometan y hagan un buen trabajo que se adapte a las necesidades del proyecto. Por esos motivos principalmente se procrastina y se aparca el proyecto web, y cada día que pasa sin presencia online es un día que perdemos de mostrar nuestro escaparate al mundo.

Desde Agencia de Ideas queremos quitaros ese miedo y demostraros que se puede hacer una web en un tiempo limitado (digamos en un mes). Lógicamente no todos los proyectos pueden hacerse en unos pocos días: una web con comercio electrónico que tenga cientos de productos no es lo mismo que una web simple, o un porfolio. Eso sí, todos los proyectos tienen unos pasos comunes y en Agencia de Ideas nos gusta ofrecer un extra para esas personas que no tienen claro ni saben “por dónde cogerlo”.

 

“El contenido y trabajo de una web puede parecer mucha cantidad de trabajo, pero una vez que uno se pone, paso a paso consigue llevarlo a cabo. Sólo se necesita una pequeña ayuda para esclarecer las ideas, organizar el trabajo y optimizar el tiempo. Al final todo acaba saliendo.”  Maricel- Agencia de Ideas

 

Si estás en ese punto en el que necesitas una web pero no sabes qué pasos dar, nosotros te podemos ayudar. Así es como trabajamos:

Organización/Asesoramiento

Normalmente tenemos una reunión, ya sea física o via Skype/Hangouts, para conocer el proyecto. Este paso es importante, porque se pueden resolver muchas dudas que le surjan al cliente y nosotros obtenemos una primera idea del volumen de trabajo y las horas que puede llevar el desarrollo del proyecto.

Tras esa reunión sabemos qué necesita el cliente para avanzar: quizá necesita sólo que se le organicen las ideas porque, aunque la mayoría del trabajo lo hacemos nosotros, hay una parte que tiene que hacer el cliente. Al fin y al cabo él es el que mas sabe de qué va su proyecto y cómo quiere presentarlo. A veces es verdad que no puede transmitirlo en palabras, pero para eso contamos con redactores copys que pueden ayudarle en la elaboración de texto. Lo importante es saber cantidad de trabajo, contenidos y cómo organizarlo.

En el mejor de los casos el cliente tiene muy claro y organizado lo que quiere (no sólo a nivel contenido, sino también a nivel diseño). En ese caso le explicamos cómo preparar los documentos y archivos necesarios porque si nos facilitan esa información organizada nosotros iremos más rápido y seremos más eficientes, lo que implica que tardaremos menos horas y por lo tanto la web será más económica para el cliente.

Ejemplo de web e imagen corporativa hecha en un mes. Las clientas tenían todas las cosas claras y dieron toda la información organizada como se solicitó. En nuestro blog puedes ver cómo fue el proceso.

 

Comunicación

Una de las primeras cosas que comentamos a los clientes es que cuantos más detalles tengamos del proyecto, así como contenidos, más claramente veremos la estructura y diseños de la web. Lo que trasmiten las palabras lo traducimos en diseño, para que vayan cogidos de la mano y tengan una coherencia. También somos flexibles, si hay algo que no cuadra trabajaremos para cambiarlo, porque todos somos humanos y pueden requerirse cambios antes de que el trabajo web se de por finalizado. Por experiencia suelen ser pocos y no muy importantes, más de contenidos -textos- que de diseño, debido a la buena comunicación previa.

“Si contamos con los contenidos desde un principio, trabajamos mejor.”

La buena comunicación con el cliente no es algo unilateral: nosotros también les mantenemos informados, siempre sabrán en qué punto del proceso del diseño o del desarrollo estamos.

Diseño y Desarrollo

En la fase de diseño y desarrollo es en la que se produce la “magia”. Lo que en un principio parecía que llevaría tiempo infinito y no se terminaría nunca se ve cómo va tomando forma. Seguramente es la parte que más ilusión da al cliente, porque ve cómo se traducen las horas de trabajo y organización y cómo se va “materializando” su web. Una vez más la comunicación del cliente es imprescindible. A día de hoy podemos decir con orgullo que gracias a eso hemos cumplido siempre los plazos, por el trabajo realizado pero también por los clientes y su buena disposición.

¿Y todo esto se puede hacer en un mes?

La respuesta es sí, pero el cliente tiene que tener un compromiso y una dedicación mínima de tiempo. Sin contenidos no podemos trabajar. A veces puede sufrir algún bloqueo, pero estamos acostumbrados a asesorar, desbloquear y guiar. Al fin y al cabo los proyectos los conoce mejor el cliente, nosotros sólo ayudamos a hacerlos brillar.

 


¿Te animas a dar el paso?

Si quieres contactar con nosotros, puedes rellenar el siguiente formulario:

Sí, acepto la política de Privacidad.

Sobre el Autor:

Filóloga de estudios, creativa de profesión, polifacética por naturaleza. Me encanta crear sin importar el formato: ideas, logotipos, merchandising artesanal, productos disparatados... el hacer realidad el sueño de otros creando objetos únicos. Adoro escribir, bailar de forma loca, pasar tiempo con los amigos, el rock, los hipopótamos, los monos y tirar cacahuetes a las personas que me gustan. ¡Ah, y el humor absurdo!

1 pensamiento sobre “Tu web en un mes: es posible”

  1. Pingback: El mejor momento para emprender - Agencia de Ideas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *